twitterinstagramyoutubefacebook

Creando Salud

Relajación e Imaginación Guiada como Herramientas de Integración de la Psique,el Soma y el Espíritu

Marianela Castés Boscán, PhD
Universidad Central de Venezuela
Laboratorio de Psiconeuroinmunología, Cátedra de Inmunología, Instituto de Biomedicina, Escuela J.M.Vargas, Facultad de Medicina, Universidad Central de Venezuela, Apdo.4043, Caracas, Venezuela.

 

 E-mail: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

"El destino común de todo conocimiento es que comienza 
como herejía y termina como ortodoxia". 
Aldous Huxley
 
 

1.- Marco racional y teórico

Las técnicas de relajación (Benson y col., 1975; Stuart y col., 1987), biofeedback (Fotopoulos y Sunderland, 1978; Basmajian, 1979), imaginación guiada (Achterberg, 1984) e hipnosis (Zacharie, 2001), han sido ampliamente estudiadas en las últimas décadas. El Dr. Herber Benson de la Universidad de Harvard demostró en una serie de investigaciones, reconocidas a nivel mundial, que la relajación ejerce efectos positivos para la salud, a nivel de diversos sistemas: respiratorio, cardiovascular, metabólico, muscular y también en el sistema inmune (Benson, 1975, 1996). Así mismo, la validez científica de la hipnosis y la imaginación guiada ha sido evaluada en diversos programas de intervención psicosocial que van desde el cáncer (Spiegel, 1987, Fawzy y col., 1994), el asma (Castés y col., 1999) , obstrucciones coronarias (Ornish, 1991) y otras patologías (Caudill y col., 1991 ). A pesar de esto pareciera que no es suficiente el conocimiento científico para cambiar un paradigma científico. Aunque a nivel mundial se incrementa el número de personas, tanto sanas como enfermas, que utilizan estas técnicas y reconocen sus bondades, también siguen teniendo detractores en algunos miembros de la medicina convencional, que a pesar de las evidencias científicas, las siguen incluyendo en el grupo de "terapias alternativas", como sinónimo de "no comprobado científicamente". En esta ponencia haremos el intento, con el apoyo de tres grupos de investigaciones, lideradas por investigadores del alto prestigio internacional, y publicadas en revistas de gran impacto, de ahondar aún mas en las bases científicas que apoyan estas técnicas ampliamente utilizadas desde hace mucho tiempo en la psicoterapia, particularmente en la Psicoterapia Humanista.
Los tres grupos de investigaciones se refieren en primer término a la psiconeuroinmunología, en segundo lugar a investigaciones del campo de la neurociencia y la teoría de la información propuesta por la Dra. Candace Pert, candidata a premio Nobel de Medicina por su descubrimiento en los receptores a los opiacios en el cerebro, y tercero el conjunto de investigaciones sintetizadas magistralmente por el Dr. Bruce Lipton (2002) y sus colegas quienes desde la biología celular y molecular aportan evidencias que apoyan esta línea de razonamiento. Cada una de ellas serán discutidas por separado, y luego intentaremos una integración de las mismas. 
.1.- Racionalidad desde la Psiconeuroinmunología 
La Psiconeuroinmunología proporciona las bases científicas que demuestran la comunicación bidireccional entre el sistema nervioso central, el sistema endocrino y el sistema inmune (Solomon, 1968, Ader y Cohen, 1975). Esta comunicación se realiza por dos vías: la vía neuroendocrina a través del eje hipotálamo-pituitaria- adrenal, con la liberación de neuropéptidos y neurotransmisores que participan en la regulación del sistema inmune, y la vía de conducción eléctrica a través del sistema nervioso autónomo, que también culmina con la producción de neurotransmisores a nivel de las glándulas adrenales (Besedovsky y Sorkin, 1977; Besedovsky col., 1991). Existen hoy todas las evidencias anatómicas, moleculares y fisiológicas que demuestran esta comunicación bidireccional. A nivel anatómico, han sido ampliamente estudiadas las inervaciones parasimpáticas y simpáticas en los órganos del sistema linfoide (Felten, 1985), la existencia de uniones neuroefectoras y la liberación de neurotransmisores en esas uniones (Revisado por Castés, 2002). Los estudios moleculares demuestran la presencia de receptores para hormonas y neurotransmisores en las células del sistema inmune. Así mismo, esta comunicación es verdaderamente bidireccional, ya que también se ha demostrado que el sistema inmune es capaz de comunicarse con el sistema nervioso central, cuyo evidencia mas importante viene dada por el fenómeno de "Sickness behaviour" (Dantzer y col., 1993) o comportamiento de la enfermedad (revisado por Castés , 2002). 
Una evidencia suplementaria pero muy importante como apoyo científico a estas herramientas fue proporcionada por los estudios de Robert Ader y Nicholas Cohen (1975) que demostraron que la respuesta inmune está sujeta a condicionamiento, lo cual explica parcialmente el efecto placebo (Beecher, 1955, White y col., 1985). Estos trabajos fueron realizados mucho antes que se conociera la neurobiología molecular del aprendizaje. Sin embargo, hoy se conoce en detalle los neurotransmisores y vías nerviosas del aprendizaje, junto al descubrimiento de que algunas moléculas del aprendizaje justamente son las mismas citoquinas que participan en el proceso de crecimiento, división y maduración de las células linfoides (Sternberg, 2001).
1.2- Racionalidad desde la neurociencia 
Así como, la psiconeuroinmunología nos proporciona las bases moleculares que demuestran la existencia de todas la piezas biológicas necesarias para que pueda existir comunicación entre los tres sistemas antes mencionados, las teorías de la Dra. Candace Pert (1987) nos ayudan a integrar estas piezas en una verdadera teoría de la comunicación biológica, para lo cual haremos uso de la teoría de la información, un campo bien desarrollado con leyes verificables y teorías que son aplicables tanto a la ciencia tradicional, como a las ciencias humanas y empresariales (Pert, 1998). 
Un aspecto importante de la teoría de la información es el concepto de "Feedback"" o retroalimentación que se refiere a los procesos de control en los diferentes sistemas. Walter B. Cannon (1931) el famoso físico-fisiólogo fue el primero en formular el concepto de homeostasis, como un sistema interno de control y balance que proporciona un estado relativo de equilibrio en el cuerpo. Probablemente es la primera visión que se tiene del organismo como un circulo de información que fluye. Las células están constantemente señalizando otras células a través de la liberación de neuropeptidos, los cuales se unen a sus receptores. Las células señalizadas responden haciendo cambios fisiológicos. Estos cambios retroalimentan entonces la información a las células secretoras de péptidos, indicándoles si deben producir mas o menos péptidos. El sistema está sano, cuando este bucle de retroalimentación es rápido y no es entorpecido. La Dra. Pert propone que mientras mas rápido es este proceso, mas información recibe la célula, lo que le permite realizar los cambios necesarios en el menor tiempo posible, lo cual es sinónimo de buena salud, o de mejoría en un proceso de enfermedad. 
La información es así el puente entre la psique y el soma. Las moléculas de la información usan un lenguaje codificado para comunicarse vía la red conformada por el sistema nervioso central, el sistema endocrino, y el sistema inmune. La Dra. Pert (1985, 1998) postula que los neuropéptidos y sus receptores serían las sustancias de la información .

En sus propias palabras Candace Pert dice: "Las emociones son el contenido informacional, que es intercambiado vía la red psicosomática, con los órganos, células y sistemas que participan en el proceso. Así como la información, las emociones viajan en dos realidades: la de la mente y el cuerpo, como péptido y receptores en la realidad física y como sentimientos y emociones en el plano no material"

El campo de la psiconeurología también aporta pruebas que confirman cómo las emociones, vía los neuropéptidos producen cambios fisiológicos. John Cacioppo y col (1998) en la Universidad de Ohio han demostrado que pequeños cambios emocionales pueden activar diferentes combinaciones de respuestas fisiológicas. Diferentes emociones pueden contener diferentes relaciones de nervios simpáticos, respuestas tipo adrenalina, así como sus contra- respuestas parasimpáticas y colinérgicas. Así mismo, pueden activar diferentes dosis de hormonas, y diferentes respuestas de estrés hormonal, tales como la hormona liberadora de corticotropina (CRH) del hipotálamo, y la ACTH de la glándula pituitaria y los glucocorticoides en las glándulas suprarenales, o diferentes dosis de sus hormonas opuestas, como la prolactina, endorfinas y el GABA (ácido gamma-amino butírico). 
La información es entonces la pieza que nos permite trascender la división entre la mente y el cuerpo. La teoría de la información nos libera de la trampa del reduccionismo, así como del positivismo, determinismo y objetivismo. La teoría de la información constituye un nuevo lenguaje, rico en relación, cooperación, interdependencia y sinergia.
1.3- Racionalidad desde la biología celular
Nuestro tercer conjunto de investigaciones vienen del campo de la biología celular y molecular y complementan los puntos de vista anterior. Hasta ahora hemos visto que existe una red de información bidireccional en el organismo, lo cual permite el flujo de información, que las citoquinas también participan en los procesos de aprendizaje, que las unidades informacionales serían los neuropéptidos y neurotransmisores, así como las citoquinas producidas por el sistema inmune, y que a este flujo comunicacional se le pueden aplicar las mismas leyes de la teoría de la información. Sin embargo, todavía nos falta demostrar que vías utilizan la imaginación, el pensamiento para influir en las respuestas fisiológicas del cuerpo. 
La pieza faltante la hallamos en los trabajos recopilados por el Dr. Bruce Lipton y sus colegas que pueden ser encontrados en este mismo compendio de ponencias (Lipton, 2002). Dichos estudios demuestran que los receptores de las células no solo responden a señales moleculares sino también a señales energéticas. Trabajos publicados en revistas de alto impacto científico revelan la influencia reguladora que tienen los campos electromagnéticos en la fisiología celular, los cuales regulan virtualmente cada función celular, incluyendo la síntesis de ADN, ARN y proteínas, la división y diferenciación celular (Liboff y col. 1984; Goodman y col., 1983), así como la regulación neuroendocrina (Raloff y col., 1998). Como postulado por el Dr. Lipton (2002) "El comportamiento biológico puede ser controlado por fuerzas energéticas invisibles, incluyendo el pensamiento". Por lo tanto, este conjunto de evidencias ayudan a explicar científicamente el por qué estas herramientas funcionan. 

2.- La imaginación 
La imaginación lo es todo dice Patricia Norris, directora del programa de Psiconeuroinmunología de la clínica Meninger. La imaginación es el eje central de cómo nos experimentamos a nosotros mismos, nuestro cuerpo, nuestro ambiente, nuestras relaciones con los demás y nuestra vida espiritual. Cada comportamiento voluntario está precedido por una imagen de lo que ocurrirá. Cuando hablamos de imaginación, estamos hablando de cualquier percepción que viene a través de los sentidos. Prácticamente no existe nada de nuestra experiencia que no hayamos imaginado de alguna manera. Estas imágenes sensoriales son las verdaderas imágenes del cuerpo, el solo lenguaje que el cuerpo entiende inmediatamente, las cuales pueden ser tan reales como los mismos eventos. 
Hoy en día está ampliamente aceptado que imaginamos constantemente. Sin embargo, la imaginación mas común está constituida por imágenes negativas de inseguridad, desconfianza y orientadas hacia el fracaso y la enfermedad. Como demostrado anteriormente el pensamiento influye directamente en la biología de la célula. Las emociones están precedidas y acompañadas por imágenes. El estrés está creado por percepciones e imágenes. Las relaciones personales se afectan por las imágenes que acompañan nuestras creencias fundamentales. La forma como nos relacionamos con el mundo, y con los otros está dictada por nuestras imágenes de nosotros mismos y de cómo imaginamos el futuro. Las percepciones e imágenes modifican parámetros fisiológicos e inmunológicos (revisado por Castés, 1999) Las percepciones e imágenes afectan el feto que lleva una madre en su vientre, y de acuerdo a ello realizará las selección de sus genes (Penissi, 1996, Lipton, 1998). 

3.- ¿Por qué la imaginación es tan poderosa?

3.1. El cuerpo no discrimina entre imágenes sensoriales en la mente y lo que llamamos realidad
Aunque las imágenes no tienen el mismo impacto intenso en el cuerpo que los eventos reales, ellas despliegan la misma cualidad esencial de la experiencia . Se sabe que diferentes partes del cerebro se activan dependiendo de si visualizamos un objeto o si realmente lo vemos. Steve Kosslyn (1988), un psicólogo de la Universidad de Harvard, mostró desde diferentes ángulos a un grupo de personas una forma compleja y luego les pidió que la visualizaran, que la vieran con el ojo de la mente. Los sujetos estaban siendo monitorizados mediante una tomografía de emisión de positrones (TEP), un instrumento que detecta cambios en el flujo sanguíneo cerebral y el metabolismo. Cuando los individuos miraban la forma, la parte del cerebro donde el flujo aumentaba era en la corteza visual, en el lóbulo occipital en la parte posterior del cerebro, que recibe señales de los ojos e integra esas señales en las formas que percibimos. Sin embargo, cuando los individuos visualizaban el mismo objeto sin verlo, se detectó el flujo sanguíneo en los lóbulos parietales y frontales. El lóbulo frontal es la parte del cerebro que integra los recuerdos. El lóbulo parietal es esencial para las tareas que requieren la imaginación y la percepción de objetos en el espacio, así como el lugar de donde vienen los sueños. 
La visión no es solo el sentido que involucra diferentes partes del cerebro reaccionando al objeto real, o al estímulo recordado. Marc Raichle (1994), un neurólogo de la Universidad de Washington realizó un experimento en el cual les mostraba a los sujetos una palabra, se las leía en voz alta y les pedía que pensaran en ella. Cuando las personas leían la palabra, el flujo sanguíneo se mostraba en la parte posterior del cerebro que integra las señales visuales. Cuando la palabra fue leída, se activaba la corteza auditiva, donde los sonidos son procesados. Sin embargo, cuando al individuo se le pidió que pensara en la palabra, fue el lóbulo parietal el que se iluminó. 
De nuestra propia experiencia en los Programas de Apoyo Psicosocial para personas con cáncer de FUNDASINEIN (Requiz, 1999), hemos observado que aquellas personas con cáncer, en quienes el tratamiento con quimioterapia les induce nausea, vómitos, sudores y fatiga, las personas manifiestan que estos se reproducen cuando van camino al hospital o pasan frente al mismo, incluso el olor de los químicos es capaz de inducir esa reacción de nuevo. Aquí las imágenes imitan los eventos reales. 
3.2.- En un estado modificado de conciencia, somos capaces de crecer, aprender y cambiar en una forma mas rápida
Por estado modificado de conciencia queremos decir un estado de relajación, una clase de calma, en estado de alerta, un sueño enfocado. La atención se concentra en una sola cosa, o en una banda muy estrecha de cosas. Cuando esto ocurre se tiene una mayor sensibilidad frente al problema en el cual nos enfocamos, y una disminución de conciencia en relación a otras cosas que ocurren alrededor, las cuales normalmente notamos. Muchas veces durante el día estamos en este estado. En estado de hipnosis, que induce un estado modificado, se puede controlar la frecuencia cardiaca, la tensión muscular y otras funciones corporales mas allá del rango normal. 
3.3.- Nos sentimos mejor con nosotros mismos cuando tenemos un sentido de control sobre lo que nos está ocurriendo 
Cuando sentimos que tenemos algún control sobre lo que nos pasa, tenemos mayor confianza y optimismo. Numerosos estudios sobre ambientes de trabajo, muestran que cuando los trabajadores sienten que tienen algo que decir con respecto a sus trabajos, su productividad aumenta y hay una disminución en los accidentes de trabajo y el ausentismo. Robert Karasek estudiando las frecuencias de enfermedades coronarias en Cornell University, encontró que el estrés del trabajo para la mayoría de las personas tenía que ver con un sentimiento de poco o ningún control online slots sobre las demandas del trabajo. Estas eran las personas que tenía una mayor presión y problemas cardíacos. 

4.- Imaginación guiada 

Existen muchas definiciones de meditación, visualización e imaginación guiada. Sin embargo, dado el contexto en el cual hemos ubicado esta ponencia vamos a tomar la definición de Candace Pert (1998) que dice: "Meditación, visualización es otra forma de entrar en la conversación interna del organismo interviniendo conscientemente en sus interacciones bioquímicas". El concepto de intervención consciente añade un nuevo elemento a la ecuación, una inteligencia probada científicamente que puede jugar un papel activo en los procesos de sanación. 
4.1 Sanación vs curación 
Sin embargo, antes de referirnos específicamente a los tipos de imaginación guiada, vale la pena distinguir entre sanación y curación, término que tampoco es aceptado por la medicina convencional (Miss, 1996). Por sanación entendemos un proceso interno y activo, que incluye simultáneamente la sanación emocional, psicológica y espiritual, incluye revisar las actitudes, recuerdos y creencias con el deseo de liberar patrones negativos que previenen dicha recuperación. La participación de la persona es esencial para el éxito. Por el contrario la curación es pasiva y externa, ocurre cuando se ha controlado la progresión física de la enfermedad, lo cual no implica que se atendieron los factores estresantes emocionales que formaron parte de la enfermedad, por lo tanto es probable que la enfermedad recurra. La curación no requiere la participación consciente de la persona enferma salvo su cooperación para cumplir el tratamiento. La responsabilidad recae principalmente en el médico y los tratamientos. 
El tipo de herramientas como la que estamos proponiendo son una ayuda fundamental en el proceso de sanación, mediante ellas se tiene el potencial de intervenir conscientemente en el sistema, lo que hace a las personas mas responsables para crear salud y les devuelve su poder, en comparación a cuando se asume simplemente como una maquina cuya reparación solo viene de afuera, llámese cirugía, medicamentos o simplemente doctor.

5.- Diferentes tipos de imaginación guiada 
Finalmente nos referiremos a los diferente tipos de imaginación guiada utilizados mas frecuentemente, aportada por la Dra. Belleruth Naparstek ( 1995) . El hecho de clasificarlos obedece a un propósito didáctico, ya que en la práctica la mayoría de las imaginaciones guiadas se entrelazan en un mismo ejercicio. Sin embargo, es bueno identificarlas para saber cuando se debe aplicar una u otro tipo preferencialmente. 
5.1.- Imaginación metafórica
Probablemente es la mas común de los tipos de imaginación guiada. El hemisferio derecho del cerebro trabaja principalmente con símbolos. EL cerebro derecho está naturalmente predispuesto online casino al simbolismo, así que la metáfora es en realidad un atajo. Proporciona una forma poderosa para que una imagen viaje a través de la mente y el cuerpo, ya que hay una tremenda información psíquica en una imagen y puede tener una gran influencia porque su naturaleza afecta tanto al cuerpo como al espíritu. Los símbolos son el lenguaje del espíritu. La Dra Achterberg (1984) tiene la hipótesis que la imagen metafórica puede ser mas poderosa que la imaginación mas rígida del tipo fisiológica y anatómicamente correcta. No es extraño por lo tanto que las personas imaginen sus células "natural killer", como Pac-Men, tiburones, lobos y hasta unicornios. A este respecto quiero reportar un hallazgo casual con una persona con cáncer que accedió voluntariamente a participar en un proyecto de investigación que adelantaba el equipo del Laboratorio de Psiconeuroinmunología, el cual incluía repasar semanalmente con ella sus ejercicios de imaginación guiada. En un sueño le vino una imagen de unos hermosos unicornios blancos que corrían por una pradera. Al tratar de descifrar el significado de ese sueño no tuvo duda alguna en identificar los unicornios como sus glóbulos blancos. De allí surgió la idea, en el ejercicio de imaginación con sus sistema inmune, de pedirle que imaginara sus glóbulos blancos especialmente sus célula "natural killer" como unicornios. La persona literalmente podía ver y sentir a los unicornios derritiendo sus tumores con su unicornio. Fue tan poderosa esa imagen que al día siguiente y durante varios días vivió un proceso masivo de necrosis tumoral con fiebre, dolor, sangre en las heces lo que concluyó con una disminución de la masa tumoral, diagnosticada clínicamente por su médico, y a través de técnicas de imaginología (Pérez de González, 1999). Esto demuestra el poder de los símbolos e imágenes que se obtienen a través de las herramientas que utilizan la imaginación en el proceso de sanación y curación. 

5.2.- Imaginación conductual 

Probablemente es la forma más básica de imaginería. No requiere conocimiento sofisticado de la psique y el cuerpo, y a pesar de su simplicidad los resultados son sorprendentes para la salud general y el bienestar. Este fue el tipo de imaginación que uso el Dr. Spiegel en la Universidad de Stanford en un grupo de mujeres con cáncer metastásico de mama (Spiegel, 1989). En el ejercicio de hipnosis las mujeres debían imaginarse a ellas mismas flotando muy suavemente en el agua, sintiéndose muy relajadas y con una gran sensación de paz. Este ejercicio lo debían repetir una y otra vez en las sesiones de apoyo y también diariamente cuando lo necesitaran. 
Otro ejemplo de esta clase de imaginería es cuando se permite que la imaginación lleve a la persona a su sitio preferido, un sitio especial de recogimiento, real o imaginario, tratando de experimentarlo con todos los sentidos y recordando los sentimientos y emociones de un encuentro especial o un momento particularmente nutritivo. Este tipo de imaginación ayuda a la persona a moverse de un estado de tensión a uno de paz y calma.
5.3.- Imaginación del estado final 
Este tipo de imaginación consiste en tratar de que la persona se imagine en aquellas condiciones o circunstancias que ellas desean. Solo tienen que saber lo que quiere. Los atletas olímpicos están entrenados para usar este tipo de imaginación justo antes de las competencias. En las personas con cáncer que asisten a nuestros programas de apoyo les sugerimos que practiquen este tipo de imaginación, antes de las revisiones médicas que les producen gran ansiedad y tensión en sus vidas, imaginándose los resultados de los exámenes, y las noticias que quisieran escuchar de sus médicos. 
5.4.- Imaginación celular 
Probablemente la imaginación guiada la cual ha sido mas investigada es la imaginación de eventos en el cuerpo a nivel celular sobre todo con el sistema inmune (revisado por Castés, 1999). Existen numerosos trabajos en la literatura que demuestran efectivamente que a través de la imaginación guiada uno puede incrementar ciertas poblaciones y parámetros de la respuesta inmune , como por ejemplo, número y actividad de las células natural killer, aumentar la IgA en saliva, y la capacidad fagocítica (Janoski y Kugler, 1987; Peavey y col., 1985; Hall y O¨Grady, 1991). En este sentido debemos referirnos a nuestro trabajo (Castés y col. 1999), en los niños asmáticos de la Isla de Coche, en quienes una intervención psicosocial tipo cognitivo-conductual, que hacía uso de la visualización entre otras técnicas, lograron disminuir significativamente las células B con el receptor CD23 (receptor de baja afinidad para la IgE), aumentar las células natural killer (NK) y las CD25 (células CD4 con receptores para la IL-2, así como disminuir significativamente los anticuerpos IgE contra Ascaris lumbricoides ( el principal alérgeno en la Isla). Todo esto se apareaba con una disminución de las crisis asmáticas y consumo del número de inhaladores, así como un aumento de la función respiratoria. 
5.5.- Imaginación fisiológica 
Este tipo de imaginación requiere como la celular, entender los mecanismos básicos de como trabaja el cuerpo, aunque no se necesite una gran precisión, debe ser lo mas anatómicamente correcta posible. Básicamente se implementa la imaginación para corregir el mecanismo dañado, se utiliza con éxito en la hipertensión arterial, indigestión, acidez, alergias o migrañas. 
5.6.- Imaginación psicológica 
La imaginación psicológica es aquella que cambia la percepción de nosotros mismos. Puede ayudar con dilemas psicológicos de larga data, o algún trastorno emocional temporal Como hemos visto en la primera parte, la esperanza, la rabia, el amor y la desesperanza pueden también ser eventos bioquímicos. Así que el centro de las luchas psicológicas también se puede localizar en el cuerpo. Ya que la psique no es realmente diferente del cuerpo, la imaginación psicológica puede parecer fisiológica. Por ejemplo, cuando una persona está pasando por un período de intenso dolor, uno de los problemas que se le puede presentar es el miedo al dolor. Entonces las personas se comprometen en una actividad frenética para tratar de evitar el dolor, lo cual no ayuda. Lo que se necesita es justamente lo contrario, detenerse y empezar a sentir. La imaginación los lleva a través de sus sentimientos en vez de alrededor de ellos. 
La imaginación psicológica puede ser interactiva para superar un conflicto con alguien o cambiar cierta situación y también puede ser usada para generar empatía y compasión por una persona dentro de su círculo afectivo cercano. 
5.7.- Imaginación espiritual 
Espiritualidad implica tomar conciencia de quienes somos, como seres humanos completos, coexistiendo con relaciones interdependientes, con la tierra y el cosmos. La espiritualidad es una parte integral de la vida humana expresada en formas diferentes, y no es propiedad exclusiva de ningún grupo particular o religioso, habita en el corazón de todos lo hombres y mujeres, en cualquier lugar del planeta (Castés, 1996). Los estudios del Dr. Benson (1996) han demostrado que las personas incrementan su espiritualizad relativamente rápido cuando se estimula la repuesta de relajación. Sus trabajos también demostraron que aquellas personas que usan la relajación por mas de un mes tienen mayores puntajes en una prueba de espiritualidad que aquellos que la han practicado durante menos de un mes. Las personas que reportan un aumento de la espiritualidad con la relajación describen dos cosas:1) la presencia de una energía, una fuerza, un poder, Dios que está mas allá de ellos mismos. 2.) Esa presencia espiritual está cerca de ellos, siendo justamente estas personas las que obtenían mayores beneficios. Actualmente ya existe un grupo de investigaciones muy serías que han demostrado una correlación significativa entre salud y creencias religiosas y espiritualizad, así mismo, numerosos trabajos han demostrado el poder de la oración y su correlación con mejorías notables en caso de enfermedad (Dossey, 1991; Levin, 1994, Castés, 1999). Algunas personas dirían que cualquier clase de imaginería de hecho es espiritual, lo cual es cierto, incluso ir a un lugar especial, sintonizados con su belleza, y sintiendo una inmensa gratitud. 
5.8.- Imaginación energética
Esta imaginación hace uso de la Medicina Tradicional China y Ayurvédica India que tanto se ha puesto de moda últimamente. Según estas tradiciones, las cuales son apoyadas ahora por la física cuántica, no hay distinción entre mente y cuerpo, solo energía. La enfermedad se presenta cuando hay un bloqueo del flujo de la energía (o de la información según Candace Pert, 1998). Este tipo de imaginación se concentra en sentir el flujo de energía a través del cuerpo. Puede ser visto como ondas y partículas moviéndose a través del cuerpo, o también se puede sentir como una vibración. 

6.- Modelo que sustenta la racionalidad científica de las técnicas de imaginación guiada como integración de la psique, el soma y el espíritu
Primeramente hemos visto que la imaginación es el eje central de cómo nos experimentamos a nosotros mismos, nuestro cuerpo, nuestro ambiente, nuestras relaciones con los demás y nuestra vida espiritual. Cuando hablamos de imaginación, estamos hablando de percepción que viene a través de los sentidos. Estas imágenes sensoriales son las verdaderas imágenes del cuerpo, el solo lenguaje que el cuerpo entiende inmediatamente, las cuales pueden ser tan reales como los eventos mismos. El objetivo principal de esta ponencia es el integrar un bloque de evidencias científicas que dan fundamento científico a las herramientas que hacen uso de la imaginación como se puede ver en la figuras 1 y 2. Evidencias que provienen de la psiconeuroinmunología que sustentan la comunicación bidireccional entre el sistema nervioso central, el sistema endocrino y el sistema inmune. Así mismo de este mismo campo los fenómenos de condicionamiento que demuestran que las mismas moléculas que participan en el aprendizaje, también participan en la respuesta inmune. En segundo termino las evidencias de la neurociencia particularmente la teoría del conocimiento, que plantea que las emociones son los contenidos informacionales que viajan en dos realidades: la de la mente y el cuerpo, como péptido y receptores en la realidad física y como sentimientos y emociones en el plano no material. Así mismo, también de la neurociencia nos vienen evidencias sobre el hecho que tanto la visión real de un objeto, o la audición de un sonido, como la imaginación del mismo, produce cambios medibles a nivel cerebral. Luego hicimos uso de las evidencias aportadas por la biología celular que demuestran que los receptores de las membranas celulares responden no solo a moléculas, sino a señales energéticas entre ella el pensamiento y la imaginación. 
Este conocimiento sienta las bases para una toma de responsabilidad por el ser humano y apuntan a una unidad psicosomática, donde el espíritu no queda afuera. El uso de técnicas que hacen uso de la imaginación y que toman en cuenta esta integración psique, soma y espíritu son de una gran utilidad para comenzar a transitar esta integración. Es un deber con nosotros mismos, con la familia, con la sociedad, hacer un esfuerzo conciente por re-direccionar las percepciones y creencias, sabiendo que de esta forma se está cooperando con el propio bienestar integral, con la salud individual y colectiva, y en definitiva con la evolución de la humanidad. El tipo de técnicas como la que estamos proponiendo son una ayuda fundamental en el proceso de sanación, ya que permite la integración entre la psique, el soma y el espíritu y le devuelven el poder a la persona, sabiendo que sus percepciones, pensamientos, la forma como se interrelaciona con los demás, su relación con la naturaleza y el universo tiene un efecto en las células del organismo, tanto en el propio como en el colectivo, que no es otra cosa que la sociedad.
 

Video