Artículos de Divulgación
  • Register

Pensamiento del Mes

" El amor incondicional es el más poderoso estimulante que se conoce del sistema inmunológico"
Bernie S. Siegel de Amor, Medicina y Milagros 1998.

El apoyo psicosocial en la lucha contra el cГЎncer

                                                                              Marianela CastГ©s

 

 

                                                                      Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

 

 

 

 

A propГіsito del dГ­a de la lucha contra el cГЎncer, celebrado el 4 de febrero, quiero compartir con ustedes el apoyo psicosocial como la cuarta herramienta en la lucha contra el cГЎncer, al mismo nivel, no en vez de, la quimioterapia, radioterapia y cirugГ­a.

 

 

En mayo de 1995, un grupo transdisciplinario de profesionales de la salud, nos reunimos para implementar en el paГ­s el primer programa de apoyo psicosocial basado en la PsiconeuroinmunologГ­a (PNI) para personas con cГЎncer y otras enfermedades de alto riesgo.

 

 

El programa de apoyo es una experiencia de vida donde se asume a la persona en forma integral: con dimensiones intelectuales, físicas, culturales y espirituales, que debe ser casino atendida en toda su globalidad pluridimensional. Ella es responsable de su salud y de su vida, por lo tanto no es un “paciente” que debe acatar las decisiones de otros sobre su enfermedad y best online casino su tratamiento. Es protagonista de su proceso de recuperación, de hecho, en nuestros grupos de apoyo, no se habla de paciente, sino de “im-pacientes”, impacientes por vivir una vida mejor, por crecer a partir de la experiencia de la enfermedad, por tratar de encontrar un significado a la misma y de incluir el propósito en la vida como parte de su proceso de curación. De allí que se privilegia la búsqueda de alternativas que generen mejor calidad de vida. No online casinos se trata de substituir los tratamientos médicos convencionales, por el contrario, se promueve una actitud proactiva y entusiasta hacia la alternativa terapéutica escogida por la persona enferma. Lo importante es sanar una vida, más allá de curar una enfermedad.

 

 

En el programa de apoyo psicosocial se proporciona informaciГіn sobre el sistema inmune como mecanismo fundamental de la lucha contra el cГЎncer, ya que el sistema inmune dispone de mecanismos anti-tumorales fundamentales incluso en la prevenciГіn de la apariciГіn de metГЎstasis. Se enseГ±an mГ©todos para entender la relaciГіn best online casino entre pensamientos, creencias, actitudes y emociones como factores influyentes en la remisiГіn del cГЎncer, ayudando al im-paciente a contactar con su sabidurГ­a interior. Se trabaja con los eventos estresantes en la vida de la persona antes de la apariciГіn de la enfermedad y los beneficios secundarios derivados de la misma. Se habla del miedo a la muerte como factor de interferencia en el proceso de recuperaciГіn. En fin, se abren espacios para la expresiГіn y reflexiГіn, para compartir inquietudes, preocupaciones, angustias y dudas que experimentan quienes viven una enfermedad que coloca su vida en peligro.

 

 

El programa dura 6 dГ­as y es de inmersiГіn total. Se realiza en un lugar en plena naturaleza, tranquilo y confortable, en un ambiente de apoyo y sanaciГіn. La persona enferma asiste al programa con su persona de apoyo, familiar o amigo, ya que los familiares tambiГ©n estГЎn viviendo un evento estresante en sus vidas y necesitan apoyo.

 

 

Insistimos en la importancia de la alimentaciГіn, la respiraciГіn, el juego y la risa y como incorporar estos aspectos de la vida cotidiana, a travГ©s de la elaboraciГіn de un plan de salud.

 

 

Una Гєltima reflexiГіn, no puedo terminar este artГ­culo sin expresar mi agradecimiento pГєblico a las personas con cГЎncer que desde hace 15 aГ±os han asistido a nuestros programas de apoyo y a sus familias, pues han sido ellos mis mejores maestros.

 

 

 

¿Podemos protegernos de los efectos indeseables del estrés?

Marianela Castés

                                                                       Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.">Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

En la columna anterior comenzamos a explorar la relación entre estrés y sistema inmune. Ahora queremos indagar en aquellos aspectos que pueden ser protectores contra los efectos indeseables del estrés sobre dicha respuesta. Esto lo haremos a través del análisis del siguiente experimento: se colocaron dos grupos de ratas en jaulas separadas, y como evento estresante se aplicó electricidad en la cola de los animales en ambas jaulas. La diferencia entre los dos grupos radicaba en que los animales de la jaula azul,  disponían de una palanquita, de manera que cuando ellos sentían la electricidad, gemían y lloraban, pero cuando  tocaban la palanquita se cortaba la electricidad, y por lo tanto cesaba el estresor. Cuando se les medía la respuesta inmune a estos animales se observaba un aumento de la misma. En cambio, los animales en la jaula marrón, que llamaremos grupo desamparado, no disponían de la palanquita, y por lo tanto tenían que soportar la electricidad en sus colas, sin poder hacer nada para evitarlo. Cuando a este grupo de ratas se les midió la respuesta inmune ésta se encontraba  suprimida.

La diferencia entre los dos grupos de animales estaba en la palanquita. Llevando este ejemplo a la vida diaria, la palanquita representa “el control” que tenemos, o que creemos tener sobre una situación en particular. Dicho control puede ser real o imaginario y tiene que ver con lo que los psicólogos llaman el locus de control. Si uno siente que tiene el control de una situación, no importa cuán estresante sea el evento que está atravesando, la respuesta inmune lo acompaña activándose. Por el contrario si uno está en estado de desamparo, la respuesta inmune se corresponde con dicho estado y se produce supresión de la misma.

De hecho el  experimento se repitió, colocando a los animales de la jaula azul en la misma jaula que ya conocían, pero la palanquita en esta ocasión, aunque estaba presente, no desactivaba la electricidad al tocarla. Sin embargo, los resultados siguieron siendo los mismos que en el caso anterior, es online casino decir, hubo una activación de la respuesta inmune. Los animales habían aprendido que cuando tocaban la palanquita, el evento estresante cesaba, y aunque en casino esta ocasión no fue así, su locus de control continuó funcionando. Basta con que se sienta que se tiene el control de la situación estresante para que eso se convierta en realidad.

Otra forma de tomar el control de nuestro sistema inmune es a través de la imaginación guiada. Hemos observado, que los pacientes con cáncer que sufren el estrés de la enfermedad y de los tratamientos, además de otros que pudieran estar en el origen de la enfermedad,  encuentran enormes beneficios con el uso de la imaginación guiada,  utilizada como complemento de su tratamiento convencional, ya que de alguna manera les sirve como la palanquita de control de los animales de la jaula azul. Les enseñamos que su tratamiento va a resultar más beneficioso si se ayuda con los ejercicios de imaginación guiada,  que pueden aumentar la actividad de su sistema inmune,  y disminuir los efectos secundarios adversos: malestar, vómitos, disminución de los glóbulos blancos y hasta la caída del cabello, es decir, pueden recuperar un cierto sentido de control sobre lo que les está sucediendo.

La Psiconeuroinmunología no disminuye los eventos estresantes que pueden surgir en las vidas de las personas, pero ciertamente ayuda a afrontarlos de una mejor manera. Asumiendo la responsabilidad de lo que nos sucede y actuando en consecuencia, podemos beneficiar enormemente al sistema inmune, importante aliado en la protección de la salud.

 

 

 

¿Es posible la prevención en el cáncer de mama?

Marianela Castés

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

 

 

 

Cada día llegan más mujeres jóvenes a mis talleres preocupadas por la posibilidad de que puedan llegar a tener cáncer de mama, ya que sus madres o abuelas o alguna hermana han padecido esta enfermedad. Para ellas va dedicada esta columna, en contribución a que estamos en el mes del cáncer de mama. Efectivamente el cáncer de mama está aumentando en el mundo, las cifras reportan que una de cada ocho mujeres padecerá esta enfermedad en los próximos 5 años. Es la primera causa de muerte de mujeres en los Estados Unidos. Su incidencia ha aumentado en los últimos 25 años, en parte por mejores diagnósticos ligados a la práctica de las mamografías y a una mayor toma de conciencia e información con respecto a esta enfermedad , lo que ha llevado a grandes campañas que favorecen el auto examen de las mamas practicados  por la propias mujeres.  Pero aún eliminando estos factores de la estadística todavía el aumento es significativo.

 

Las evidencias científicas señalan a los factores ambientales contaminantes como pesticidas, químicos y toxinas lanzadas al ambiente sin ningún tipo de medida de seguridad, en el origen de tal aumento. Investigadores en Israel  demostraron la conexión entre 3 pesticidas del tipo cloruros orgánicos detectados en productos lácteos, con el incremento de 12 tipos de cáncer en 10 cepas de ratones. El gobierno de Israel se vio obligado a prohibir el udo de los mismos.

 

Así mismo, Estados Unidos ha logrado disminuir en un 10% los canceres de mama entre el año 2000-2004 ligado a una best online casino reducción de la terapia de reemplazo hormonal (TRH) en las mujeres menopaúsicas. Recordemos que la incidencia de cáncer de mama aumenta a partir de los 50 años. 

 

Nuestra experiencia de 15 años realizando programas de apoyo psicosocial para personas con cáncer, de los cuales 28% del total (95 mujeres) han tenido  cáncer de mama, nos han llevado a valorar otros elementos, como por ejemplo los altos niveles de estrés que manejan las mujeres, quienes han asumido diversos roles como madres, trabajadoras, esposas y en algunas ocasiones cuidadoras de los miembros ancianos de la familia, casino online lo que las deja literalmente exhaustas y que ellas  reconocen como la causa de su enfermedad. 

 

Así mismo, el estrés psicológico y emocional que se manifiesta en las mujeres con algún familiar directo con cáncer de mama, a quienes deseo brindarles un poco de tranquilidad. Solamente un 5% de todos los cáncer de mama son debidos a causas genéticas ligadas principalmente a los genes BrCA1 y BrCA2. Sin embargo, lo que si cobra mayor importancia en el  cáncer de mama son las modificaciones epigenéticas ambientales, lo cual lleva a producir cambios en el genoma, que pueden llevar a la aparición de un cáncer de mama. Entre estas podemos citar la obesidad, las TRH, mal manejo de la emociones y el mismo estrés, además de la alta toxicidad del ambiente y de los alimentos en particular.  

 

¡Qué podemos hacer? Hay factores externos que no podemos modificar, pero lo que si podemos cambiar es nuestra actitud frente a ellos. Eliminar el estrés psicológico que implica para una mujer el creer que porque su madre tuvo cáncer de mama, ella lo pueda padecer es una manera de contribuir a disminuir dicha posibilidad. Tomar cuidado amoroso y consciente de nuestros senos, es tomar cuidado de nuestra vida.  Recordemos que los senos son la metáfora física de dar y recibir. En tiempos antiguos simbolizaban la abundancia de la naturaleza y sus cualidades nutritivas.

 

Invitamos a todas las mujeres a atender sus necesidades físicas (alimentación y ejercicio, auto-examen y mamografía), emocionales y espirituales como una forma de prevención. Así mismo, pueden hacer uso de la imaginación guiada para aumentar su sistema inmune factor importante en la prevención del cáncer. Así nos lo informa la psiconeuroinmunología.

 

 

 

 

¿Existe relación entre las emociones y la respuesta inmune?

Marianela Castés Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Para entender este aspecto, nos basaremos en los resultados de una investigación pionera realizada por el Dr. George Solomon  (1998) en la que se relaciona estrés, emociones y respuesta inmune. El estudio consistió en la evaluación psicológica, emocional e inmunológica de 68 personas afectadas por el terremoto de Los Angeles, en 1994. La evaluación comenzó a los 11 días de ocurrido el terremoto y culminó 4 meses después. En dicho estudio se evaluó el trastorno objetivo de la vida de las personas en término de pérdidas concretas causadas por el terremoto, como por ejemplo: la pérdida de un familiar, de la vivienda, o del vehículo, la destrucción del colegio de los niños, o la del sitio de trabajo, entre otros. También se evaluó la reacción emocional frente al terremoto  (alexitimia) que no es otra cosa que un déficit en el procesamiento de las emociones. Finalmente se realizó una evaluación de la capacidad de la respuesta inmune en función del tiempo. 

Los individuos fueron ubicados en diversos grupos según el tipo de respuesta obtenida. Así, el grupo conformado por individuos que habían tenido un alto trastorno de la vida diaria medido por la prueba especificada anteriormente, fue comparado con el de aquellos que best online casino australia habían tenido poca o ninguna pérdida. También se pudieron diferenciar otros dos grupos: los que experimentaron una alta respuesta emocional (distrés) y aquellos que tenían un bajo disturbio emocional. En estos diversos grupos se midió su capacidad de afrontamiento inmunológico frente online casino al terremoto. 

El primer grupo, integrado por personas con bajo distrés y bajo trastorno de la vida constituye el grupo control normal. En estas personas la respuesta inmunológica es normal o ligeramente elevada, lo cual sirve  de línea de base para compararla con los otros tres grupos. En el segundo grupo caracterizado, por personas con alto distrés y bajo trastorno de la vida, se observa una disminución de la respuesta inmune. A este grupo pertenecen las personas que se preocupan por todo y aunque en este caso el terremoto no las haya afectado materialmente, aún así tienden a magnificar las situaciones, lo cual cursa con una disminución de la respuesta inmune. En el tercer grupo, compuesto por personas con bajo distrés y un alto trastorno de la vida, en un principio pudiéramos pensar que debiera observarse una respuesta inmune elevada o por lo menos normal; sin embargo, se observó todo lo contrario puesto que es el grupo que tiene la respuesta inmune más baja. A este grupo pertenecen las personas que tienen dificultad para expresar sus emociones, que son auto-controladas, estoicas, o que simplemente niegan las circunstancias que están viviendo. Finalmente el cuarto grupo, integrado por individuos que están en alto distrés porque efectivamente tuvieron un alto trastorno de la vida por causa del sismo, paradójicamente, mostró una respuesta inmune normal, similar al grupo control. En este caso las personas están expresando una respuesta emocional elevada, acorde a las pérdidas que tuvieron que enfrentar como consecuencia del terremoto

La conclusión más importante de este trabajo es que se debe expresar la emoción adecuada a las circunstancias que se están viviendo. Si usted tiene un distrés emocional porque algo serio le está ocurriendo en la vida, el sistema  inmune lo entiende y colabora para que no se enferme, activando su respuesta. Así que cuando alguien le diga, tienes que tener pensamiento positivo y no puedes estar triste,  porque sino el sistema inmune se te deprime, no le crea. Exprese sus emociones sanamente, es decir, experimentando lo que siente de acuerdo a  las circunstancias que está viviendo. 

 

 

 

Imaginación guiada, complemento en el proceso de curación

                                                                                      Marianela Castés

yes">              &n casino spiele

La imaginación y salud

                                                                                             Marianela Castés

                                                                    Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

“La meditación, la relajación o la imaginación guiada son formas de entrar en la conversación interna del organismo, interviniendo conscientemente en sus interacciones bioquímicas”. Esta frase fue expresada por la neurocientífica Candace Pert (1998) investigadora del Instituto Nacional de Salud en los Estados Unidos, candidata a Premio Nobel de Medicina, cuando apenas tenía 26 años de edad. Esta frase la  leí cuando iba en un vuelo de Londres a Madrid,  donde acababa de estar y había comprado el libro de Candace Pert: “Moléculas de las emociones”. Tanto me impacto esa frase que hubiera deseado compartir esa información con los pasajeros que me acompañaban.

Inmediatamente conecté con una experiencia con una paciente con un cáncer mal llamado terminal, que vamos a llamar Rosa. Rosa había batallado heroicamente con un cáncer de páncreas durante varios años, pero para ese momento tenía varias metástasis a nivel de abdomen, hígado y recientemente una nueva en pulmón. Según su médico le quedaban dos meses de vida. Empezamos a trabajar con Rosa con ejercicios de imaginación guiada para activar su sistema inmune en contra de sus tumores y haciendo mediciones periódicas de sus células naturales asesinas cuyo núemro normal es entre 5 y 7% en sangre. Al mes  Esta definición está resaltando la capacidad que tenemos de entrar en la conversación interna del online casino organismo e intervenir conscientemente en sus interacciones, poniéndolas a trabajar a nuestro favor. Esto reafirma el gran poder que tenemos sobre nuestra salud y la posibilidad de curarnos ante cualquier enfermedad.

Hoy en día está ampliamente demostrado que nuestro cuerpo no discrimina entre imágenes sensoriales en la mente y lo que llamamos realidad. Todos sabemos de momentos imaginativos que tienen su repercusión inmediata en el cuerpo. El miedo, aún el provocado sólo por nuestra imaginación, puede inmediatamente accionar alteraciones gástricas, respiratorias y cardiovasculares. También conocemos el fuerte poder que ejerce la imaginación sobre las actividades sexuales. Asimismo, el escuchar simplemente una música o percibir un olor puede activar sensaciones de alegría o tristeza. Además de estas experiencias, hoy existen evidencias científicas irrebatibles que We invite you to get off drugs with the help of one of the three opioid detox programs in the specialized Drug Detox Clinics. confirman que cuando imaginamos se produce una verdadera actividad cerebral, que redunda en cambios fisiológicos y bioquímicos en el organismo. 

En un conjunto de experimentos realizados por  Rizzolati y colaboradores (1996), se le pidió a un grupo de voluntarios que observaran un objeto y se evaluó su actividad cerebral mediante una Tomografía de Emisión de Positrones (TEP). El estudio evidenció que se estimulaban los lóbulos frontal, parietal y el occipital donde están los órganos de la visión. Luego, se le pidió a ese mismo grupo de personas que imaginaran ese mismo objeto, y se realizó de nuevo la evaluación con el TEP. Los resultados demostraron que en ambos casos se activaron los lóbulos frontal y parietal. Esto nos lleva a una pregunta semántica: ¿qué es entonces la realidad, lo que evidenciamos con nuestro sentidos o lo que imaginamos? 

Se repitió el experimento, pero en vez de utilizar la visión, se le pidió a las personas que escucharan una palabra, activándose de nuevo las mismas zonas cerebrales, tanto al oir la palabra, que al imaginarla. Estas investigaciones demuestran sin lugar a duda que cuando imaginamos, hay cambios de actividad en el cerebro, lo que se traduce en producción de neurotransmisores que ejercen un efecto en la bioquímica o fisiología de las células que participan en el proceso que la persona está imaginando y que esos cambios de actividad se corresponden a los que ocurren cuando las personas usaban los sentidos.  

Budistas Tibetanos en Meditación  y Monjas Franciscanas en Oración Profunda. Lóbulos pre-frontales están más activados que lo normal, consistente con una atención altamente enfocada. Menos actividad en ambos  lóbulos parietales.  El izquierdo crea el sentido de donde empieza y termina nuestro cuerpo. Actividad disminuida en esta zona correlaciona con la percepción  de estar interconectados infinitamente con todas las cosas y los seres.

El lóbulo parietal derecho crea nuestro sentido del espacio físico que nos rodea, disminución de la actividad correlaciona con la experiencia de un espacio infinito.

 

 

 

Aprendamos a visualizar el sistema inmune

Marianela Castés

 

                                     Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

 

 

 

 

 

A una joven médica a quien llamaremos Yelitza, madre de dos pequeñas hijas para ese momento, le acababan de diagnosticar un cáncer de mama. Apenas podía hablar sin dejar de llorar cuando trataba de hablar sobre su enfermedad: estaba devastada por el diagnóstico. Le sugerimos que hiciera el programa de apoyo psicosocial para personas con cáncer. Sin embargo, ya había comenzado la quimioterapia y sus niveles de glóbulos blancos descendían peligrosamente. El programa comenzaba cuatro días después por lo que le recomendamos que practicara dos veces al día ejercicios de imaginación guiada y que si el día antes del programa sus glóbulos blancos habían aumentado significativamente podría incorporarse al mismo en compañía de su esposo.

 

Yelitza asumió con responsabilidad y coraje esta tarea. Sus hijas participaron de la aventura y, con sus dibujos, la ayudaron a darle forma a los linfocitos T y a las células NK (Natural Killer). Utilizaron motivos del mar, algo con lo que toda la familia se conectaba. Cuando uno llamaba a su casa las niñas contestaban: mi mamá no puede atender, está visualizando. Esas vocecitas resuenan en mis oídos casino online hasta hoy con especial online casino cariño. Por supuesto, Yelitza asistió al programa con un número significativo de glóbulos blancos. De vez en cuando sé de ella y de sus hijas, hoy convertidas en unas jóvenes muy especiales.

 

Entre las varias herramientas de que disponemos para apropiarnos del sistema inmune, resalta de manera online casino eficiente la imaginación guiada o visualización. La siguiente frase, expresada por la neurocientífica Candace Pert (1998), candidata a Premio Nobel de Medicina por su trabajo en neurociencias cuando apenas tenía 26 años de edad, expresa claramente el significado de esta extraordinaria herramienta. “La meditación, la visualización o la imaginación guiada son formas de entrar en la conversación interna del organismo, interviniendo conscientemente en sus interacciones bioquímicas”.

 

Invitamos a los lectores a apropiarse de esta definición, porque resalta la capacidad que tenemos de entrar en nuestro interior e intervenir de manera consciente en sus manifestaciones, poniéndolas a trabajar a nuestro favor, lo cual reafirma el gran poder que tenemos sobre nuestra salud y la posibilidad de curación.

 

 

 

¿Por qué funciona la imaginación guiada?

 

1.- Nuestro cuerpo no online casino discrimina entre imágenes sensoriales en la mente y lo que llamamos realidad. En un experimento realizado por Rizzolati y colaboradores (1996), se le pidió a un grupo de voluntarios que observaran un objeto y se evaluó la actividad cerebral mediante una Tomografía de Emisión de Positrones (TEP), luego se les pidió que imaginaran ese mismo objeto, observándose que en ambos casos se activaban las mismas áreas del cerebro. Estos resultados confirman que cuando imaginamos se produce una verdadera actividad cerebral, que redunda en cambios fisiológicos y bioquímicos en el organismo.

 

2.- En un estado elevado de conciencia somos capaces de aprender, crecer y cambiar más rápido. Esto significa que para poder realizar cambios fundamentales de crecimiento y curación, sobre todo aquellos que vienen de nuestra interioridad, es importante encontrar momentos de tranquilidad, recogimiento y silencio que nos permitan acceder a ese espacio interior y permitirá establecer un diálogo con nuestro organismo. Si estamos todo el día conectados con lo exterior, llámese televisión, celular, internet, radio o trabajo, no se establecerá el marco mental adecuado para que esos cambios ocurran.

 

3.- Nos sentimos mejor con nosotros mismos cuando creemos tener el control de lo que nos está ocurriendo. La imaginación guiada, permite que la gente recupere un cierto control sobre lo que le está sucediendo.

 

En la siguiente crónica seguiremos insistiendo sobre esta herramienta y la forma de utilizarla de manera eficiente para retomar el control de la salud.

 

 

 

Apropiándonos del sistema inmune (II)

Marianela Castés

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

 

 

                                                                      

 

 

 

 

Para apropiarnos del sistema inmune, primero debemos conocerlo, así que esta serie de crónicas tienen como objetivo, familiarizarse con el sistema inmune, para luego apropiarse de él,  en defensa de la salud. En la crónica anterior (19/02/09) presentamos los actores de la respuesta inmune, en esta vamos al escenario en el que se mueven dichos actores y a delinear la representación de la obra final.

 

Para que un sistema de defensa sea eficiente debe proteger un país  en toda su extensión. Así que el sistema inmune debe garantizar la integridad del organismo por cualquier punto por donde pueda ingresar un microorganismo.

 

Los principales órganos del sistema inmune son los ganglios linfáticos, los cuales constituyen una red de pequeños órganos ubicados estratégicamente en el organismo, interconectados a través de las vías linfáticas y que se comunican con la sangre. Por ejemplo, cuando a los niños pequeños se les inflaman los ganglios, como ocurre en una amigdalitis, esa inflamación es la evidencia de que en ese sitio está ocurriendo un proceso inmunológico.

 

Luego tenemos el bazo, ubicado en la cavidad abdominal y gracias a que está muy irrigado, recibe los microorganismos que ingresan por vía sanguínea. La piel también es un órgano del sistema inmunológico, la primera barrera de defensa que nos separa del medio ambiente.  

 

Además tenemos tejido linfoide asociado a todos los sistemas del cuerpo: a nivel del sistema respiratorio, gastrointestinal, urinario y genital, lo cual nos demuestra que realmente estamos protegidos y que por cualquier vía que penetre un microorganismo,  va a encontrar una barrera inmunológica.

 

Pasemos ahora a contar la obra teatral en tres actos, en la que se representa la respuesta inmune. En el primer acto se da el reconocimiento del antígeno. Cuando entra por ejemplo, una bacteria al organismo, esta es llevada hasta el ganglio linfático adyacente, y tiene como actores principales a las células dendríticas que digieren a la bacteria, es decir, best online casino la cortan en trozos, y al linfocito T, quien es el director de orquesta, quien inicia, coordina, y regula dicha respuesta. El linfocito T a través de su receptor TCR reconoce los trozos de bacteria que la célula dendrítica le está presentando, lo cual da inicio al segundo acto,  que es la activación de los linfocitos T.  Los linfocitos T entran en un ciclo de división celular, que dará como resultado la producción de millones de células hijas o clones de linfocitos T, todos idénticos al original, y dirigidos hacia la bacteria que dio origen al proceso. En un plazo de 3 a 5  días se van a formar millones de linfocitos T con la única finalidad de eliminar las bacterias que ingresaron al organismo.

 

El tercer acto, es la fase efectora en la que se produce la eliminación definitiva del microorganismo. Función que ejercen los macrófagos para la eliminación de las bacterias y las células NK y los linfocitos T CD8 citotóxicos para la eliminación de virus y células tumorales. 

 

Todas las fases de la respuesta inmune representan un gasto energético enorme para el organismo y puede ser muy dañina para el propio organismo, ya que además de destruir al microorganismo, puede provocar daños en el tejido donde se está llevando a cabo el proceso, de allí la importancia de  desactivar el sistema tan pronto como haya cumplido su cometido, función reguladora que desempeña el linfocito T CD8 supresor.

 

El tener un conocimiento de cómo funciona la respuesta inmune y las células implicadas en cada proceso, le permitirá realizar los ejercicios de imaginación guiada con mayor eficiencia, en beneficio de su salud. 

 

Estrés y respuesta inmune

Marianela Castés

                                                                       Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.">Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Estrés, estrés, estrés, una  palabra que está en boca de todo el mundo, sin embargo, ¿estamos conscientes del impacto para el sistema inmune, y por lo tanto para la salud, de un estrés crónico que se viva con depresión, tristeza, desesperanza y miedo? De eso hablaremos en la presente crónica. Hans Seley (1907-1982), acuño el término estrés ya que fue el primero en demostrar la conexión que existía entre estrés y respuesta inmune, al notar que ratones sometidos a estrés presentaban timos más pequeños.

Originalmente  el estrés fue definido en términos biológicos como la reacción no específica del organismo a cualquier exigencia que se le haga. Es  normal y hasta deseable que los mamíferos superiores  tengamos un sistema que nos permita dar una respuesta rápida y eficaz ante cualquier alteración del medio ambiente que ponga en peligro la sobrevivencia, lo  que se conoce también con el nombre de respuesta de lucha y huída. Cuando hay que escoger entre luchar o huir, se producen cambios fisiológicos en el organismo, que preparan al individuo para dar esa respuesta, que incluye aumento de la frecuencia cardiaca y respiratoria, dilatación de la pupila para ver nbso online casino reviews mejor 15-10-2013: Spelen in het live casino en met gratis geld wedden Wie vandaag voor 15. y redistribución del flujo sanguíneo hacia los músculos, entre otros. Como tal, el estrés no es ni malo, ni bueno, es un mecanismo de respuesta. Es importante señalar que cuando cesa el agente externo causante del estrés, el organismo regresa a su estado de equilibrio u homeostasis.

Sin embargo, hoy en día, las personas casino online están sometidas a otro tipo de estrés que tiene que ver con aspectos emocionales, el cual produce los mismos online casino cambios en el organismo pero con el agravante de que permanecen en el tiempo. Las personas perciben que las circunstancias de la vida han superado su capacidad para enfrentarlas.  

Así que vamos a analizar cómo el estrés modifica la respuesta inmune. Cuando un individuo sufre un estrés emocional, éste puede ser procesado por una vía neuroendocrina, a nivel de la corteza cerebral en el sistema límbico, lo cual activa nbso online casino reviews el eje Hipotálamo-Pituitaria-Adrenal con producción de diversas hormonas, entre ellas la ACTH, la cual estimula en las  glándulas suprarrenales la producción nbso online casino reviews de los glucocorticoides, entre ellos el cortisol. Todos los experimentos hechos in vivo o in vitro demuestran que en presencia de cortisol hay online casino supresión de la respuesta inmune. Los deprimidos crónicos cursan con altos niveles de esta hormona y se enferman más de enfermedades infecciosas y también de cáncer, como lo demuestran muchos estudios epidemiológicos. Por la vía autonómica, la vía eléctrica, en respuesta a un estrés físico, se producen catecolaminas (adrenalina y noradrenalina). La adrenalina también es un fuerte supresor de la respuesta inmune cuando el estrés es crónico. Este es el tipo de estrés que padecen los ejecutivos, los corredores de bolsa o las personas altamente competitivas.

Investigaciones realizadas por los Dres. Janine Kiecolt y Ronald Glaser han demostrado, sin lugar a dudas, el efecto del estrés crónico en la respuesta inmune. Para ello, evaluaron grupos de personas con diversos tipo de estrés crónico: viudos, personas en proceso de separación y divorcio, familiares de pacientes con Alzheimer (estrés familiar importante), pobre relación marital, estrés académico y labora, así como el desempleo, la violencia y la inseguridad, situaciones todas ellas que pueden producir altos niveles de estrés.

Los resultados de estas investigaciones arrojaron una profunda modificación de la respuesta inmune en prácticamente cada uno de los parámetros estudiados: disminución de la actividad de las células NK, que tienen efecto antitumoral, de la función de células T que  actúan contra microorganismos, de los niveles de IgA secretora en saliva que protegen contra infecciones respiratorias, todo ello unido a un aumento del cortisol plasmático. Es decir que en presencia de cortisol plasmático elevado se produce una supresión de la respuesta inmune. En la próxima columna continuaremos explorando el tema de estrés y de como podemos prevenir los efectos nocivos para la salud.

 

 

 

 

Como apropiarnos del sistema inmune (I)

Leer más...