twitterinstagramyoutubefacebook

Creando Salud

   

Marielena Castés 

 Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Para apropiarnos del sistema inmune lo primero que necesitamos es conocerlo y para ello requerimos información. Posiblemente te estés preguntando qué ventajas puede tener para ti el apropiarte del sistema inmune, pues bien, déjame explicarte que este sistema es uno de los más extraordinarios de tu organismo; primero es un sistema de defensa, que te protege de microorganismos y células anormales. Si tienes un sistema inmune funcionando correctamente, tienes salud y puedes evitar que sobrevenga la enfermedad. Tu sistema inmune es además un sistema de identidad que tiene enormes analogías con el cerebro. El Dr. Jorge Valero, del Instituto Pasteur de París, Francia, se atrevió a proponer que el sistema inmune es la prolongación fluida del cerebro; así como el cerebro nos permite entrar en contacto con la realidad macroscópica a través de los sentidos, el sistema inmune nos permite entrar en contacto con el mundo de los microorganismos, a los cuales el cerebro como tal no tiene acceso. Por si fuera poco, el sistema inmune también se ha postulado como una glándula endocrina viajera, ya que es capaz de producir una cantidad de hormonas que antes se pensaba solamente eran casino online producidas por las glándulas endocrinas. Tenemos entonces un sistema de defensa, un sistema de reconocimiento y un sistema endocrino, todo en uno sólo.

Así que comenzaremos por presentar a los glóbulos blancos, que son los actores principales que participan en la defensa del organismo. Los glóbulos blancos no son un grupo homogéneo de células, sino que están compuestos por varios tipos celulares diferentes. Entre ellos, el más importante es el  linfocito T, director del sistema, que ordena y regula toda la actividad del sistema inmune, para que la respuesta sea oportuna y armónica. Esta célula tiene una capacidad única de reconocimiento de todo aquello que es diferente de tu organismo (antígenos), lo cual hace a través de un receptor que tiene en su membrana. También tenemos a los linfocitos B, que sólo actúan cuando los linfocitos T les dan la orden. Sin embargo, ellos producen unas proteínas llamadas inmunoglobulinas, con forma de flechita, que son los nbso online casino reviews anticuerpos y que son muy importantes para activar la fase de destrucción del microorganismo.

Luego tenemos a los macrófagos que participan en la fase efectora de la respuesta inmune, que es la que finalmente mata al microorganismo. Es una célula muy versátil, dotada de movimiento, con capacidad para ingerir al microorganismo (fagocitosis) y finalmente matarlo mediante la liberación de productos altamente letales (enzimas lizosomiales).

Finalmente tenemos a los neutrófilos que son los guardianes del sistema. Estos son los primeros en aparecer cuando hay una agresión, y son capaces de controlar la infección hasta que la respuesta inmune más sofisticada, mediada por los linfocitos T, se pone en acción.  

Durante los 15 años que llevo dictando el curso de “Psiconeuroinmunología: o como apropiarse del sistema inmune”, son numerosos los testimonios de las personas que manifiestan el empoderamiento que experimentaron en sus vidas al apropiarse de su sistema inmune; primero a través de su conocimiento, luego mediante el cambio de creencias y manejo adecuado del estrés, y también a través de las técnicas de imaginación guiada que permiten activar el sistema inmune, que será nuestro objetivo último al culminar esta serie de artículos dedicados a él.  

                      Publicado en la Guía de Salud, El Nacional, 19 Febrero 2008

Marianela Castés

 Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

                                                                      

Para apropiarnos del sistema inmune, primero debemos conocerlo, así que esta serie de crónicas tienen como objetivo, familiarizarse con el sistema inmune, para luego apropiarse de él,  en defensa de la salud. En la crónica anterior (19/02/09) presentamos los actores de la respuesta inmune, en esta vamos al escenario en el que se mueven dichos actores y a delinear la representación de la obra final.

Para que un sistema de defensa sea eficiente debe proteger un país  en toda su extensión. Así que el sistema inmune debe garantizar la integridad del organismo por cualquier punto por donde pueda ingresar un microorganismo.

Los principales órganos del sistema inmune son los ganglios linfáticos, los cuales constituyen una red de pequeños órganos ubicados estratégicamente en el organismo, interconectados a través de las vías linfáticas y que se comunican con la sangre. Por ejemplo, cuando a los niños pequeños se les inflaman los ganglios, como ocurre en una amigdalitis, esa inflamación es la evidencia de que en ese sitio está ocurriendo un proceso inmunológico.

Luego tenemos el bazo, ubicado en la cavidad abdominal y gracias a que está muy irrigado, recibe los microorganismos que ingresan por vía sanguínea. La piel también es un órgano del sistema inmunológico, la primera barrera de defensa que nos separa del medio ambiente.  

Además tenemos tejido linfoide asociado a todos los sistemas del cuerpo: a nivel del sistema respiratorio, gastrointestinal, urinario y genital, lo cual nos demuestra que realmente estamos protegidos y que por cualquier vía que penetre un microorganismo,  va a encontrar una barrera inmunológica.

Pasemos ahora a contar la obra teatral en tres actos, en la que se representa la respuesta inmune. En el primer acto se da el reconocimiento del antígeno. Cuando entra por ejemplo, una bacteria al organismo, esta es llevada hasta el ganglio linfático adyacente, y tiene como actores principales a las células dendríticas que digieren a la bacteria, es decir, best online casino la cortan en trozos, y al linfocito T, quien es el director de orquesta, quien inicia, coordina, y regula dicha respuesta. El linfocito T a través de su receptor TCR reconoce los trozos de bacteria que la célula dendrítica le está presentando, lo cual da inicio al segundo acto,  que es la activación de los linfocitos T.  Los linfocitos T entran en un ciclo de división celular, que dará como resultado la producción de millones de células hijas o clones de linfocitos T, todos idénticos al original, y dirigidos hacia la bacteria que dio origen al proceso. En un plazo de 3 a 5  días se van a formar millones de linfocitos T con la única finalidad de eliminar las bacterias que ingresaron al organismo.

El tercer acto, es la fase efectora en la que se produce la eliminación definitiva del microorganismo. Función que ejercen los macrófagos para la eliminación de las bacterias y las células NK y los linfocitos T CD8 citotóxicos para la eliminación de virus y células tumorales.  

Todas las fases de la respuesta inmune representan un gasto energético enorme para el organismo y puede ser muy dañina para el propio organismo, ya que además de destruir al microorganismo, puede provocar daños en el tejido donde se está llevando a cabo el proceso, de allí la importancia de  desactivar el sistema tan pronto como haya cumplido su cometido, función reguladora que desempeña el linfocito T CD8 supresor.

El tener un conocimiento de cómo funciona la respuesta inmune y las células implicadas en cada proceso, le permitirá realizar los ejercicios de imaginación guiada con mayor eficiencia, en beneficio de su salud. 

 

Marianela Castés

 Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

                                                                      

Para apropiarnos del sistema inmune, primero debemos conocerlo, así que esta serie de crónicas tienen como objetivo, familiarizarse con el sistema inmune, para luego apropiarse de él,  en defensa de la salud. En la crónica anterior (19/02/09) presentamos los actores de la respuesta inmune, en esta vamos al escenario en el que se mueven dichos actores y a delinear la representación de la obra final.

Para que un sistema de defensa sea eficiente debe proteger un país  en toda su extensión. Así que el sistema inmune debe garantizar la integridad del organismo por cualquier punto por donde pueda ingresar un microorganismo.

Los principales órganos del sistema inmune son los ganglios linfáticos, los cuales constituyen una red de pequeños órganos ubicados estratégicamente en el organismo, interconectados a través de las vías linfáticas y que se comunican con la sangre. Por ejemplo, cuando a los niños pequeños se les inflaman los ganglios, como ocurre en una amigdalitis, esa inflamación es la evidencia de que en ese sitio está ocurriendo un proceso inmunológico.

Luego tenemos el bazo, ubicado en la cavidad abdominal y gracias a que está muy irrigado, recibe los microorganismos que ingresan por vía sanguínea. La piel también es un órgano del sistema inmunológico, la primera barrera de defensa que nos separa del medio ambiente.  

Además tenemos tejido linfoide asociado a todos los sistemas del cuerpo: a nivel del sistema respiratorio, gastrointestinal, urinario y genital, lo cual nos demuestra que realmente estamos protegidos y que por cualquier vía que penetre un microorganismo,  va a encontrar una barrera inmunológica.

Pasemos ahora a contar la obra teatral en tres actos, en la que se representa la respuesta inmune. En el primer acto se da el reconocimiento del antígeno. Cuando entra por ejemplo, una bacteria al organismo, esta es llevada hasta el ganglio linfático adyacente, y tiene como actores principales a las células dendríticas que digieren a la bacteria, es decir, best online casino la cortan en trozos, y al linfocito T, quien es el director de orquesta, quien inicia, coordina, y regula dicha respuesta. El linfocito T a través de su receptor TCR reconoce los trozos de bacteria que la célula dendrítica le está presentando, lo cual da inicio al segundo acto,  que es la activación de los linfocitos T.  Los linfocitos T entran en un ciclo de división celular, que dará como resultado la producción de millones de células hijas o clones de linfocitos T, todos idénticos al original, y dirigidos hacia la bacteria que dio origen al proceso. En un plazo de 3 a 5  días se van a formar millones de linfocitos T con la única finalidad de eliminar las bacterias que ingresaron al organismo.

El tercer acto, es la fase efectora en la que se produce la eliminación definitiva del microorganismo. Función que ejercen los macrófagos para la eliminación de las bacterias y las células NK y los linfocitos T CD8 citotóxicos para la eliminación de virus y células tumorales.  

Todas las fases de la respuesta inmune representan un gasto energético enorme para el organismo y puede ser muy dañina para el propio organismo, ya que además de destruir al microorganismo, puede provocar daños en el tejido donde se está llevando a cabo el proceso, de allí la importancia de  desactivar el sistema tan pronto como haya cumplido su cometido, función reguladora que desempeña el linfocito T CD8 supresor.

El tener un conocimiento de cómo funciona la respuesta inmune y las células implicadas en cada proceso, le permitirá realizar los ejercicios de imaginación guiada con mayor eficiencia, en beneficio de su salud. 

 

Marianela Castés

                                     Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

A una joven médica a quien llamaremos Yelitza, madre de dos pequeñas hijas para ese momento, le acababan de diagnosticar un cáncer de mama. Apenas podía hablar sin dejar de llorar cuando trataba de hablar sobre su enfermedad: estaba devastada por el diagnóstico. Le sugerimos que hiciera el programa de apoyo psicosocial para personas con cáncer. Sin embargo, ya había comenzado la quimioterapia y sus niveles de glóbulos blancos descendían peligrosamente. El programa comenzaba cuatro días después por lo que le recomendamos que practicara dos veces al día ejercicios de imaginación guiada y que si el día antes del programa sus glóbulos blancos habían aumentado significativamente podría incorporarse al mismo en compañía de su esposo.

Yelitza asumió con responsabilidad y coraje esta tarea. Sus hijas participaron de la aventura y, con sus dibujos, la ayudaron a darle forma a los linfocitos T y a las células NK (Natural Killer). Utilizaron motivos del mar, algo con lo que toda la familia se conectaba. Cuando uno llamaba a su casa las niñas contestaban: mi mamá no puede atender, está visualizando. Esas vocecitas resuenan en mis oídos casino online hasta hoy con especial online casino cariño. Por supuesto, Yelitza asistió al programa con un número significativo de glóbulos blancos. De vez en cuando sé de ella y de sus hijas, hoy convertidas en unas jóvenes muy especiales.

Entre las varias herramientas de que disponemos para apropiarnos del sistema inmune, resalta de manera online casino eficiente la imaginación guiada o visualización. La siguiente frase, expresada por la neurocientífica Candace Pert (1998), candidata a Premio Nobel de Medicina por su trabajo en neurociencias cuando apenas tenía 26 años de edad, expresa claramente el significado de esta extraordinaria herramienta. “La meditación, la visualización o la imaginación guiada son formas de entrar en la conversación interna del organismo, interviniendo conscientemente en sus interacciones bioquímicas”.

Invitamos a los lectores a apropiarse de esta definición, porque resalta la capacidad que tenemos de entrar en nuestro interior e intervenir de manera consciente en sus manifestaciones, poniéndolas a trabajar a nuestro favor, lo cual reafirma el gran poder que tenemos sobre nuestra salud y la posibilidad de curación.

¿Por qué funciona la imaginación guiada?

1.- Nuestro cuerpo no online casino discrimina entre imágenes sensoriales en la mente y lo que llamamos realidad. En un experimento realizado por Rizzolati y colaboradores (1996), se le pidió a un grupo de voluntarios que observaran un objeto y se evaluó la actividad cerebral mediante una Tomografía de Emisión de Positrones (TEP), luego se les pidió que imaginaran ese mismo objeto, observándose que en ambos casos se activaban las mismas áreas del cerebro. Estos resultados confirman que cuando imaginamos se produce una verdadera actividad cerebral, que redunda en cambios fisiológicos y bioquímicos en el organismo.

2.- En un estado elevado de conciencia somos capaces de aprender, crecer y cambiar más rápido. Esto significa que para poder realizar cambios fundamentales de crecimiento y curación, sobre todo aquellos que vienen de nuestra interioridad, es importante encontrar momentos de tranquilidad, recogimiento y silencio que nos permitan acceder a ese espacio interior y permitirá establecer un diálogo con nuestro organismo. Si estamos todo el día conectados con lo exterior, llámese televisión, celular, internet, radio o trabajo, no se establecerá el marco mental adecuado para que esos cambios ocurran.

3.- Nos sentimos mejor con nosotros mismos cuando creemos tener el control de lo que nos está ocurriendo. La imaginación guiada, permite que la gente recupere un cierto control sobre lo que le está sucediendo.

En la siguiente crónica seguiremos insistiendo sobre esta herramienta y la forma de utilizarla de manera eficiente para retomar el control de la salud.

 

         

                                  Loro viejo si aprende a hablar 

                                                                     

                                                                      Marianela Castés

                                                          Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Publicado en la Guía de Salud, El Nacional, 20 Noviembre 2008

                                                                                               

 

¿Alguna vez has sentido curiosidad, por saber como se realiza la adquisición de conocimientos o aprendizaje en el cerebro? Entonces éste artículo te interesa.  Primero vamos a recordar que el  cerebro está formado por 100 billones de pequeñas células nerviosas llamadas neuronas. Además cada neurona tiene entre 1.000 y 10.000 sinapsis, es decir,  lugares donde conectan con otras neuronas. La capacidad de expansión y de conexión del cerebro es casi infinita. Las neuronas usan estas conexiones para formar redes entre ellas, que se llaman neuro-redes y cada neuro-red representa un pensamiento, una memoria, una pieza de información, una habilidad. Estas neuro-redes a su vez están interconectadas entre sí, y esto es lo que crea ideas más complejas, memorias y emociones.

La idea de mango, por ejemplo, necesita una neuro-red, en la cual está implícita, el tamaño, la forma, los diferentes colores  y sabores de esta fruta, así como las emociones asociadas al comerla.  Cada vez que me como un mango, no puedo dejar de conectarme con mi experiencia infantil placentera, la cual comenzaba con tumbar los mangos de los árboles de mi casino online colegio, hasta con el flautín que una vez se quedó atascado en una rama, seguido del escondite donde  saboreábamos a plenitud When using the WINE platform, researchers have access to the raw best-data-recovery.com relevant to their experiment. aquellos riquísimos mangos de hilacha, seguido de las consabidas manchas en el uniforme que enseguida delataban nuestra travesura.

.Un aspecto muy importante de esta comunicación es que las células nerviosas que se activan juntas, se conectan y permanecen juntas. Cuando uno práctica un comportamiento muchas veces, las células nerviosas desarrollan una conexión muy fuerte, haciéndose más fácil activar esa red (detenerse cuando el semáforo está en rojo) lo cual es muy ventajoso para el aprendizaje, pero hace difícil el cambio de comportamiento.

Sin embargo, cada vez casino online que interrumpimos el proceso físico o mental reflejado en una neuro-red, las células online casino nerviosas y grupos de células que están conectadas unas a otras empiezan a romper su relación. Las neuronas que van quedando libres de su anterior conexión, pueden ahora unirse a nuevas redes, cambiando viejos patrones y potencialmente formando nuevos comportamientos.

Por esta razón examinar ideas y creencias fundamentales es una experiencia de cambio de vida. La best online casino neurociencia ha dado origen al concepto de neuroplasticidad, que no es otra cosa que la habilidad natural del cerebro para formar nuevas conexiones. Antes por ejemplo,  se decía, que loro viejo no aprende a hablar, y que sólo  se aprendía cuando se era joven, pues bien, felicítense los adultos contemporáneos, y hasta los más mayorcitos, porque esto no es cierto.   Hoy en día sabemos que el cerebro no sólo es plástico y maleable, sino  que además es capaz de crear nuevas células, que es posible romper las conexiones del cerebro formadas en una neuro-red, cambiar hábitos y ganar libertad. En la práctica, podemos aprender nuevos comportamientos, nuevas formas de pensar y no estamos destinados a seguir repitiendo patrones de conducta tóxicos y dañinos para nuestra salud física, mental o emocional. No tenemos porque quedarnos conectados a aquellas falsas creencias transmitidas en nuestra infancia: “no sirves para nada”, “que bruto eres, no podrás estudiar”, “eres antipática, te quedarás sola”. Por el contrario, hoy en día en la neurociencia encuentras posibilidades para el cambio y en tu biología tienes a tu mejor aliado.

                                                             

         

                                  Loro viejo si aprende a hablar 

                                                                     

                                                                      Marianela Castés

                                                          Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Publicado en la Guía de Salud, El Nacional, 20 Noviembre 2008

                                                                                               

 

¿Alguna vez has sentido curiosidad, por saber como se realiza la adquisición de conocimientos o aprendizaje en el cerebro? Entonces éste artículo te interesa.  Primero vamos a recordar que el  cerebro está formado por 100 billones de pequeñas células nerviosas llamadas neuronas. Además cada neurona tiene entre 1.000 y 10.000 sinapsis, es decir,  lugares donde conectan con otras neuronas. La capacidad de expansión y de conexión del cerebro es casi infinita. Las neuronas usan estas conexiones para formar redes entre ellas, que se llaman neuro-redes y cada neuro-red representa un pensamiento, una memoria, una pieza de información, una habilidad. Estas neuro-redes a su vez están interconectadas entre sí, y esto es lo que crea ideas más complejas, memorias y emociones.

La idea de mango, por ejemplo, necesita una neuro-red, en la cual está implícita, el tamaño, la forma, los diferentes colores  y sabores de esta fruta, así como las emociones asociadas al comerla.  Cada vez que me como un mango, no puedo dejar de conectarme con mi experiencia infantil placentera, la cual comenzaba con tumbar los mangos de los árboles de mi colegio, hasta con el flautín que una vez se quedó atascado en una rama, seguido del escondite donde  saboreábamos a plenitud aquellos riquísimos mangos de hilacha, seguido de las consabidas manchas en el uniforme que enseguida delataban nuestra travesura.

.Un aspecto muy importante de esta comunicación es que las células nerviosas que se activan juntas, se conectan y permanecen juntas. Cuando uno best online casino práctica un comportamiento muchas veces, las células nerviosas desarrollan una conexión muy fuerte, haciéndose más fácil activar esa red (detenerse cuando el semáforo está en rojo) lo cual es muy ventajoso para el aprendizaje, pero hace difícil el cambio de comportamiento.

Sin embargo, cada vez que interrumpimos el proceso físico o mental reflejado en una neuro-red, las células nerviosas y grupos de células que están conectadas unas a otras empiezan a romper su relación. Las neuronas que van quedando libres de su anterior conexión, pueden ahora unirse a nuevas redes, cambiando viejos patrones y potencialmente formando nuevos comportamientos.

Por esta razón examinar ideas y creencias fundamentales es una experiencia de cambio de vida. La neurociencia ha dado origen al online casino concepto de neuroplasticidad, que no es otra cosa que la habilidad natural del cerebro para formar nuevas conexiones. Antes por ejemplo,  se decía, que loro viejo no aprende a hablar, y que sólo  se aprendía cuando se era joven, pues bien, felicítense los adultos contemporáneos, y hasta los más mayorcitos, porque esto no es cierto.   Hoy en día sabemos que el cerebro no sólo es plástico y maleable, sino  que además es capaz de crear nuevas células, que es posible romper las conexiones del cerebro formadas en una neuro-red, cambiar hábitos y ganar libertad. En la práctica, podemos aprender nuevos comportamientos, nuevas formas de pensar y no estamos destinados a seguir repitiendo patrones de conducta tóxicos y dañinos para nuestra salud física, mental o emocional. No tenemos porque quedarnos conectados a aquellas falsas creencias transmitidas en nuestra infancia: “no sirves para nada”, “que bruto eres, no podrás estudiar”, “eres antipática, te quedarás sola”. Por el contrario, hoy en día en la neurociencia encuentras posibilidades para el cambio y en tu biología tienes a tu mejor aliado.

                                                             

Video