Artículos de Divulgación
  • Register

Pensamiento del Mes

" El amor incondicional es el más poderoso estimulante que se conoce del sistema inmunológico"
Bernie S. Siegel de Amor, Medicina y Milagros 1998.

Preguntas fundamentales

                             

       Preguntas  fundamentales

                                                                     

                                                                      Marianela Castés

                                                     Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.">Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Publicado en la Guía de Salud, El Nacional, 18 Septiembre 2008

                                                                                                

Nunca imaginé que aquella enfermedad iba a producir un cambio tan significativo, no sólo en mi vida, sino en la de muchas otras personas. La pérdida de un órgano lleva a que te hagas preguntas fundamentales: ¿Por qué a mí? Si hace un año mi examen ginecológico era perfecto, ¿cómo es posible que en tan corto tiempo, tres tumores, aunque benignos, se hayan desarrollado en mi cuerpo?

Luego de la operación, con una certeza difícil de describir, supe que esos tumores habían crecido dentro de mí por un evento estresante que había vivido en soledad, con profundo sufrimiento, desesperanza y rabia, unos meses atrás.

A los pocos días de salir de la clínica encontré en la Psiconeuroinmunología (PNI), la explicación científica que buscaba para mi certeza. La PNI se refiere a la conversación permanente que sostienen tres importantes sistemas de nuestro cuerpo: el sistema nervioso central, nuestra mente y psique, el sistema endocrino, encargado de la  producción de hormonas, y el sistema inmune responsable de la defensa del organismo, protegiéndolo contra  microorganismos y  células tumorales.

La comunicación entre estos tres sistemas es interactiva, es decir, cada sistema puede hablar con los otros dos,  y se realiza a través de las moléculas de la información: neurotransmisores producidos por el cerebro, hormonas secretadas por el sistema endocrino y citoquinas por el sistema inmune. De hecho, todo estrés best online casino crónico vivido en la forma en que había experimentado el mío, conlleva a una activación neuroendocrina con producción de cortisol por las glándulas suprarrenales,  que es un fuerte supresor de la respuesta inmune.

 Desde ese instante sentí la necesidad de compartir con otras personas ésta información: que los pensamientos, online casino las emociones, las creencias, la forma de enfrentar los eventos estresantes y, en general, el grado de satisfacción con que se vive la vida, tienen un impacto significativo sobre el sistema inmune.

A través de estas crónicas mensuales podré compartir con ustedes los fundamentos básicos de la PNI y lo que hay que hacer para apropiarse del sistema inmune. Enfocaremos además, el cambio de paradigma científico, de importante repercusión para el campo de la salud, a partir de los descubrimientos de la física cuántica, la epigenética, la neurociencias y por supuesto la PNI.

Afortunadamente pude convertir la enfermedad en mi propósito de vida. Por cierto la pregunta no debió ser, ¿por qué me enfermé?,  sino ¿para qué?, lo cual me hizo pasar de la “victimización” a la “responsabilidad con mi salud y mi vida”. Cuando nos sentimos víctimas de la circunstancias, no hay movimiento de la psique, ya que siempre se culpabiliza a lo externo por lo acontecido, en cambio cuando te enfocas en la responsabilidad, tienes el poder de cambiar situaciones, y según afirma la PNI, esto tiene importantes repercusiones para el sistema inmune, lo que puede llevar incluso a cambiar un estado de enfermedad, por uno de salud. 

 

 

 

 

Plan de salud 2009 para el éxito (II)

                                                                                                                     Marianela Castés

                                                                    Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.">Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

 

Publicado en la Guía de Salud, El Nacional, 22 Enero 2009

 Mi deseo para todos es que, cuando finalicemos el 2009 y hagamos nuestro balance del año, podamos concluir que fue un año rico en experiencias significativas, que lo aprovechamos para crecer, fortalecernos, encontrarnos con nosotros mismos y sobre todo para cuidar nuestra salud. Para ayudar a alcanzar estos propósitos dedicaremos esta primera crónica del año a formular un plan de salud que ya esbozamos en la última crónica del 2008, intitulada “¿Se anima a repensar una nueva forma de vida para el 2009?” (El Nacional, Guía de la Salud, 2008), donde los conminaba a hacer un balance de sus actividades diarias, para lo cual dividíamos la vida en seis categorías arbitrarias: propósito en la vida, ejercicio, juego, nutrición, apoyo social y pensamiento creativo, y a cada una de las cuales le asignamos el tiempo real en horas semanales que le dedicamos en el 2008.

Hoy les renuevo la invitación a construir un plan de salud para el éxito y no para el fracaso, basado en su propia valoración del año que culminó. Los objetivos del plan deben ser los más básicos, lo mínimo que se propongan alcanzar, no establezcan planes muy exigentes y rígidos; recuerden, la idea es que se sientan cómodos, para así conectarse con un auténtico sentimiento de logro. El plan es sólo un marco de referencia que nos permite saber en qué dirección vamos casino y qué pasos debemos dar. Construyamos ahora el plan de vida para el 2009. ¡Manos a la obra!.

Primer paso: Establezcan un orden de categorías sobre la base de su deseo de trabajar ellas. Escojan como primera prioridad algo que les interese, o que les dará placer, creando así un sistema de prioridades de acuerdo al nivel de dificultad. Por ejemplo, si nunca han hecho ejercicio no lo coloquen como su primera prioridad, porque seguro que no la cumplirán. Esto no significa que no lo vayan a intentar. Así, si comienzan a caminar, aunque sólo sea una vez a la semana, lo considerarán un éxito, pero si continúan sin casino practicarlo, como en años anteriores, lo vivirán como un best online casino fracaso.

Segundo paso: Empiecen a establecer objetivos más específicos para la primera categoría que hayan escogido y creen un objetivo a tres meses. Luego para seis y nueves meses sucesivamente.

Tercer paso: Continúen estableciendo los objetivos para su segunda prioridad. Pero en lugar de fijarlo para tres meses, lo harán para seis meses, nueve meses y el año, ya que a su primer objetivo le dedicarán el esfuerzo de los tres primeros meses. Pueden ir incorporando actividades de los otros objetivos pero no se considerará un fracaso si no los hacen.

Peguen su plan en un lugar visible y revísenlo cada mes. Lo único que necesitan es comprometerse de manera auténtica con el funcionamiento de su plan de vida, ya que es una manera segura de sentir que están viviendo el tipo de vida que desean vivir.

Quiero compartir con ustedes mi vivencia personal porque creo que sólo podemos dar lo que nosotros mismos hemos experimentado. Este año en mi plan de salud me he comprometido, casi como única prioridad, obtener mi peso ideal, implementando una manera de comer más sana, incorporando el ejercicio en forma más sistemática y sobre todo acudiendo a formas más creativas para lograrlo, incluyendo el apoyo social y la investigación sobre nutrición y ejercicio. La creatividad es un factor importante para alcanzar el logro, particularmente en aquellas áreas en las que hemos encontrado dificultad. Antes de finalizar el año les contaré mi experiencia al respecto.

Adelante y éxito en la consecución de sus propósitos en la vida para este 2009.

 

Loro viejo si aprende a hablar

         

                                  Loro viejo si aprende a hablar 

 

 

                                                                     

                                                                      Marianela Castés

 

 

                                                          Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

 

 

 

 

 

 

 

 

Publicado en la Guía de Salud, El Nacional, 20 Noviembre 2008

 

 

                                                                                               

 

 

¿Alguna vez has sentido curiosidad, por saber como se realiza la adquisición de conocimientos o aprendizaje en el cerebro? Entonces éste artículo te interesa.  Primero vamos a recordar que el  cerebro está formado por 100 billones de pequeñas células nerviosas llamadas neuronas. Además cada neurona tiene entre 1.000 y 10.000 sinapsis, es decir,  lugares donde conectan con otras neuronas. La capacidad de expansión y de conexión del cerebro es casi infinita. Las neuronas usan estas conexiones para formar redes entre ellas, que se llaman neuro-redes y cada neuro-red representa un pensamiento, una memoria, una pieza de información, una habilidad. Estas neuro-redes a su vez están interconectadas entre sí, y esto es lo que crea ideas más complejas, memorias y emociones.

 

 

La idea de mango, por ejemplo, necesita una neuro-red, en la cual está implícita, el tamaño, la forma, los diferentes colores  y sabores de esta fruta, así como las emociones asociadas al comerla.  Cada vez que me como un mango, no puedo dejar de conectarme con mi experiencia infantil placentera, la cual comenzaba con tumbar los mangos de los árboles de mi colegio, hasta con el flautín que una vez se quedó atascado en una rama, seguido del escondite donde  saboreábamos a plenitud aquellos riquísimos mangos de hilacha, seguido de las consabidas manchas en el uniforme que enseguida delataban nuestra travesura.

 

 

.Un aspecto muy importante de esta comunicación es que las células nerviosas que se activan juntas, se conectan y permanecen juntas. Cuando uno best online casino práctica un comportamiento muchas veces, las células nerviosas desarrollan una conexión muy fuerte, haciéndose más fácil activar esa red (detenerse cuando el semáforo está en rojo) lo cual es muy ventajoso para el aprendizaje, pero hace difícil el cambio de comportamiento.

 

 

Sin embargo, cada vez que interrumpimos el proceso físico o mental reflejado en una neuro-red, las células nerviosas y grupos de células que están conectadas unas a otras empiezan a romper su relación. Las neuronas que van quedando libres de su anterior conexión, pueden ahora unirse a nuevas redes, cambiando viejos patrones y potencialmente formando nuevos comportamientos.

 

Por esta razón examinar ideas y creencias fundamentales es una experiencia de cambio de vida. La neurociencia ha dado origen al online casino concepto de neuroplasticidad, que no es otra cosa que la habilidad natural del cerebro para formar nuevas conexiones. Antes por ejemplo,  se decía, que loro viejo no aprende a hablar, y que sólo  se aprendía cuando se era joven, pues bien, felicítense los adultos contemporáneos, y hasta los más mayorcitos, porque esto no es cierto.   Hoy en día sabemos que el cerebro no sólo es plástico y maleable, sino  que además es capaz de crear nuevas células, que es posible romper las conexiones del cerebro formadas en una neuro-red, cambiar hábitos y ganar libertad. En la práctica, podemos aprender nuevos comportamientos, nuevas formas de pensar y no estamos destinados a seguir repitiendo patrones de conducta tóxicos y dañinos para nuestra salud física, mental o emocional. No tenemos porque quedarnos conectados a aquellas falsas creencias transmitidas en nuestra infancia: “no sirves para nada”, “que bruto eres, no podrás estudiar”, “eres antipática, te quedarás sola”. Por el contrario, hoy en día en la neurociencia encuentras posibilidades para el cambio y en tu biología tienes a tu mejor aliado.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

                                                              

 

 

¿Somos víctimas de nuestros genes?

                                                                                                   Marianela Castés

                                                                                    Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.">Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

 

Publicado en la Guía de Salud, El Nacional, 16 Octubre 2008

 

El 95% de las personas tenemos genes perfectamente normales y hasta ahora sólo se ha podido determinar que un 2% de las enfermedades son causadas por genes defectuosos. A pesar de ello, el paradigma actual, basado en el determinismo genético postulado por Charles Darwin, nos asegura que la información contenida en la molécula de ácido dexosirribonucleico - conocido por sus siglas ADN - es la responsable del cáncer, la diabetes, la ansiedad, la agresión, la obesidad, el optimismo y hasta de la felicidad.

Sin embargo, veamos la historia de Pedro, un empresario de apenas 40 años, quien trabaja en una gran transnacional, viajando constantemente alrededor del mundo, con altos niveles de responsabilidad best online casino y por supuesto de estrés. Un día se siente mal, acude al médico y le diagnostican un cáncer de cerebro con metástasis en pulmón. En los Estados Unidos no le dieron ninguna expectativa de vida. O prestemos atención a los relatos de María, Aurora, Rosi y Rebeca, mujeres maravillas, profesionales exitosas, tanto intelectual como económicamente, con pobres relaciones maritales o divorciadas, algunas cuidando a sus padres ancianos y criando a sus hijos con altos niveles de exigencia y excelencia.  Todas ellas con cáncer de mama.

Cuando prestamos atención a esas historias intuimos que hay algo más allá de la genética y que las formas de vida de estas personas tienen mucho que ver con la aparición de sus enfermedades. La respuesta la encontramos en la epigenética: el control por encima de la genética, que actualmente está casino haciendo tambalear el concepto de determinismo genético, según el cual, los genes determinan el fenotipo físico o conductual de un individuo, lo que por lo tanto elimina la idea de la  responsabilidad con la salud, pues nos hace víctimas de nuestros genes.

Cuando se concluyó el proyecto del genoma humano, los científicos se dieron cuenta que no teníamos suficientes genes que justificaran el determinismo biológico, pues apenas contamos con 30.000 genes en nuestro material genético para producir las 200.000 proteínas que conforman nuestro online casino canada cuerpo, teniendo casi el mismo número de genes que los ratones y los best online casino chimpancés. Está claro entonces, que la grandiosa diversidad de la especie humana no tiene vínculo estrecho con el número de genes.

En años recientes, la epigenética ha demostrado que el genoma es más fluido, y responde al ambiente y como señala el Dr. Frederick  Nijhout  magistralmente: “cuando se necesita el producto de un gen, una señal del ambiente, y no una propiedad emergente del mismo gen, es lo que activa la expresión de ese gen”.

Las enfermedades malignas, en un significativo número de pacientes, son derivadas de alteraciones inducidas epigenéticamente, y no debidas a genes defectuosos. Las influencias ambientales, incluyendo la nutrición, el estrés y las emociones pueden modificar la expresión de los genes, sin alterar su huella básica.

Cambiar nuestra visión sobre este aspecto de la biología nos libera de las limitaciones del determinismo genético, ya que en vez de ser autómatas genéticamente programados, nuestro comportamiento biológico está dinámicamente ligado al ambiente. Por cierto, hace ya dos años que a Pedro le dieron su plazo de  “no vida” y hoy está totalmente curado, igual que las mujeres maravillas. Ellos insisten en señalar que el cáncer fue una oportunidad única, que supieron aprovechar para vivir la vida con mayor calidad y más felicidad.

Loro viejo si aprende a hablar (2)

         

                                  Loro viejo si aprende a hablar 

 

 

                                                                     

                                                                      Marianela Castés

 

 

                                                          Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

 

 

 

 

 

 

 

 

Publicado en la Guía de Salud, El Nacional, 20 Noviembre 2008

 

 

                                                                                               

 

 

¿Alguna vez has sentido curiosidad, por saber como se realiza la adquisición de conocimientos o aprendizaje en el cerebro? Entonces éste artículo te interesa.  Primero vamos a recordar que el  cerebro está formado por 100 billones de pequeñas células nerviosas llamadas neuronas. Además cada neurona tiene entre 1.000 y 10.000 sinapsis, es decir,  lugares donde conectan con otras neuronas. La capacidad de expansión y de conexión del cerebro es casi infinita. Las neuronas usan estas conexiones para formar redes entre ellas, que se llaman neuro-redes y cada neuro-red representa un pensamiento, una memoria, una pieza de información, una habilidad. Estas neuro-redes a su vez están interconectadas entre sí, y esto es lo que crea ideas más complejas, memorias y emociones.

 

 

La idea de mango, por ejemplo, necesita una neuro-red, en la cual está implícita, el tamaño, la forma, los diferentes colores  y sabores de esta fruta, así como las emociones asociadas al comerla.  Cada vez que me como un mango, no puedo dejar de conectarme con mi experiencia infantil placentera, la cual comenzaba con tumbar los mangos de los árboles de mi casino online colegio, hasta con el flautín que una vez se quedó atascado en una rama, seguido del escondite donde  saboreábamos a plenitud When using the WINE platform, researchers have access to the raw best-data-recovery.com relevant to their experiment. aquellos riquísimos mangos de hilacha, seguido de las consabidas manchas en el uniforme que enseguida delataban nuestra travesura.

 

 

.Un aspecto muy importante de esta comunicación es que las células nerviosas que se activan juntas, se conectan y permanecen juntas. Cuando uno práctica un comportamiento muchas veces, las células nerviosas desarrollan una conexión muy fuerte, haciéndose más fácil activar esa red (detenerse cuando el semáforo está en rojo) lo cual es muy ventajoso para el aprendizaje, pero hace difícil el cambio de comportamiento.

 

 

Sin embargo, cada vez casino online que interrumpimos el proceso físico o mental reflejado en una neuro-red, las células online casino nerviosas y grupos de células que están conectadas unas a otras empiezan a romper su relación. Las neuronas que van quedando libres de su anterior conexión, pueden ahora unirse a nuevas redes, cambiando viejos patrones y potencialmente formando nuevos comportamientos.

 

Por esta razón examinar ideas y creencias fundamentales es una experiencia de cambio de vida. La best online casino neurociencia ha dado origen al concepto de neuroplasticidad, que no es otra cosa que la habilidad natural del cerebro para formar nuevas conexiones. Antes por ejemplo,  se decía, que loro viejo no aprende a hablar, y que sólo  se aprendía cuando se era joven, pues bien, felicítense los adultos contemporáneos, y hasta los más mayorcitos, porque esto no es cierto.   Hoy en día sabemos que el cerebro no sólo es plástico y maleable, sino  que además es capaz de crear nuevas células, que es posible romper las conexiones del cerebro formadas en una neuro-red, cambiar hábitos y ganar libertad. En la práctica, podemos aprender nuevos comportamientos, nuevas formas de pensar y no estamos destinados a seguir repitiendo patrones de conducta tóxicos y dañinos para nuestra salud física, mental o emocional. No tenemos porque quedarnos conectados a aquellas falsas creencias transmitidas en nuestra infancia: “no sirves para nada”, “que bruto eres, no podrás estudiar”, “eres antipática, te quedarás sola”. Por el contrario, hoy en día en la neurociencia encuentras posibilidades para el cambio y en tu biología tienes a tu mejor aliado.